Lifan X7: Una apuesta que vale por siete
Por Lorena Gallardo G. 11/08/2018 318 vistas
El fabricante chino se aventura en un segmento donde el espacio lo es todo. Aquí ofrece un modelo de buen look, equipamiento y andar, capaz de acoger bien a la familia en tres filas de asientos. ¿Su precio? Es otro plus.

La oferta de SUV de tres corridas de asientos se ha ampliado notoriamente. Familias que necesitan espacio y versatilidad, ante todo, hoy cuentan con modelos modernos, bien equipados y en un amplio rango de precios.  Partiendo por ello, la apuesta de la marca china, el Lifan X7 My Way, resulta interesante. Un auto de estas características por un valor de $ 8.490.000. Sin duda, llama la atención del público. Pero hay que verlo en detalle, claro.

En términos estéticos y alejado del primer Lifan conocido en Chile, bautizado popularmente como el Mini chino, este modelo se presenta con un diseño más propio. Sus líneas robustas, cintura alta y silueta alargada combinan bien en la ciudad.

Lifan X7

No es muy grande de tamaño. Mide 4.440 mm de largo, 1.760 mm de ancho y 1.730 mm de alto, medidas similares a las de un SUV de cinco plazas compacto. Sus 2.720 mm entre ejes, sin embargo, le permiten albergar una corrida de asientos adicional.

¿Hay espacio para siete pasajeros en el Lifan X7? Sí, lo hay. Las siete plazas cuentan con cinturones de tres puntas y apoyacabezas, y con anclajes Isofix en la corrida central para las sillas de niños.

Lifan X7

Me sorprendió el espacio para las piernas de los pasajeros de la segunda fila. Incluso, con el asiento del conductor desplazado bien atrás, las rodillas de los primeros no alcanzan a tocar el respaldo. Como es de imaginar, eso sí, la plaza del medio de la banqueta es algo más estrecha, por lo que o se acomodan mejor dos personas, o bien, entran tres de contextura mediana más apretados.

Lifan X7

A la tercera corrida de asientos del Lifan X7, en tanto, se accede por medio de una palanca que suelta el asiento delantero, plegándolo en dos movimientos. No es para nada difícil. Se subió mi hijo de nueve años atrás, de 1,30 aprox. y contextura delgada… Quedaba bien, justo, con sus rodillas tocando el respaldo. Otro niño al lado se hubiese acomodado de lo más bien.

Con los siete asientos disponibles, el maletero cuenta con 210 litros de capacidad de carga. Ahora bien, con la tercera fila abatida, se amplía a considerables 702 litros.

La atmósfera interior del Lifan X7 es agradable. Tapiz de ecocuero, aire acondicionado (con salidas traseras) y alzavidrios eléctricos (en la primera y segunda fila) ayudan en ello. La percepción de calidad, eso sí, podría ser mejor, con un mayor mix de materiales y plásticos de mejor factura. La pantalla del sistema de multimedia sorprende por su tamaño de 9” -mayor al acostumbrado-, así como también por su fácil lectura y manejo.

Lifan X7

A nivel de equipamiento, ofrece un muy buen paquete de serie, como es la tónica entre las marcas chinas. En cuanto a manejo, si bien su motor 1.8 (132 Hp) es bastante elástico, cuesta un poco acostumbrarse a la salida del auto. Hay que tener un tacto fino con el juego de pedales (embrague/acelerador), pues de lo contrario se sobrerrevoluciona. Su caja mécanica de cinco marchas también se siente un poco rara al principio. Si bien no es imprecisa, podría transmitir una mayor seguridad al pasar marchas.

La suspensión está claramente enfocada en la confortabilidad de marcha, por lo que aísla bien los baches del camino. Y la dirección, por su parte, un tanto sobreasistida, resulta cómoda para el manejo diario. Está claro que el Lifan X7 My Way es, ante todo, un vehículo familiar de muy buen precio.

Ir a página de Lifan.

Recomendados

Pablo Di Si
Por José Ignacio Gutierrez 21/09/2018 15 vistas
Kia Cerato
Por José Ignacio Gutierrez 21/09/2018 14 vistas
yamaha niken
Por José Ignacio Gutierrez 21/09/2018 17 vistas
Chevrolet Trailblazer
Por José Ignacio Gutierrez 21/09/2018 18 vistas
Buses eléctricos
Por José Ignacio Gutierrez 21/09/2018 20 vistas