Grandland X, Opel sale a la conquista de nuevos feudos
03/08/2018 238 vistas
Tras cumplir un año bajo la tutela del Grupo PSA, la firma del rayo estrenó en Chile su tercer SUV de cinco pasajeros que eleva el listón con un equipamiento de lujo.

Opel vive un reflorecer tras abandonar General Motors e integrarse a las filas del grupo francés PSA en agosto de 2017. Lo dicen las cifras: luego de casi 19 años de pérdidas financieras al alero de GM, la marca de Rüsselsheim redujo los costos fijos y de producción y se trazó vender autos de mayor valor, echando mano a su reputación como fabricante de vehículos fiables. Ahora, y tal como te adelantamos en julio, la compañía alemana sigue la línea del mercado mundial y sale a la caza del segmento SUV. En Chile, estrenó el Grandland X, su tercer familiar del año.

Grandland X

Primo del Peugeot 3008

El SUV fabricado en Francia, que a partir de diciembre llevará su producción a Eisenach, Alemania, emplea la misma plataforma modular del SUV del león. Exteriormente, eso sí, el Grandland X toma su propia identidad con un frontal que recoge el diseño de la parrilla y los focos de sus hermanos menores. En la zaga, el familiar que aspira a quedarse con el 30% de las colocaciones totales de la firma alemana en el país, luce elegante con faros estirados y relieves musculosos.

Alto equipamiento

El Opel Grandland X sale a la conquista del segmento apostando por un alto estándar en equipamiento y seguridad en sus dos versiones. Es movido por un bloque bencinero turbo de 1.6 litros, que desarrolla 163 caballos y 240 Nm disponibles apenas a las 1.700 rpm.

Grandland X

En el interior equipa de serie radio touch con Apple CarPlay y Android Auto, seis parlantes con conexión Bluetooth y USB, defroster delantero y trasero, alzavidrios de un toque, velocidad crucero, asientos delanteros calefaccionados y mandos al volante, que a su vez cuenta con recubrimiento en cuero y calefacción. En la versión más equipada, llamada Innovation, el Grandland X suma asientos en cuero, asientos traseros calefaccionados, climatizador bizona, limpiaparabrisas con sensor de lluvia, radio touch con pantalla de 8 pulgadas. Puede cargar 500 litros en la maleta en configuración clásica, y llega a extenderse a los 1.652 litros con la segunda fila de asientos abatida.

Por fuera, el Grandland X está dotado de luces traseras LED, techo panorámico, vidrios tinteados, espejos exteriores calefaccionados y rebatibles eléctricamente y llantas de 18 pulgadas. El techo bitono y los rines de 19 pulgadas son opcionales.

Seguridad para la familia

Donde el Grandland X no hace mayores distinciones es en materia de seguridad. Integra en las versiones Enjoy e Innovation, asistente de reconocimiento de señales de tránsito, control de estabilidad, asistente de partida en pendiente, ocho airbags, indicador de presión de neumáticos, luces delanteras automáticas que se ajustan según las condiciones del camino y del tráfico, y sensor de estacionamiento delantero y trasero. Gracias a estas características, el Grandland X fue catalogado con cinco estrellas en las pruebas de impacto de la Euro NCAP.

El Grandland X Enjoy está disponible por $ 16.290.000, mientras que la versión más alta -Innovation- tiene un precio de $ 18.990.000.

Recomendados