*

Historia de una evolución sin obstáculos
09/07/2018 170 vistas
Desde su lanzamiento, Land Rover buscó crear modelos que fueran aptos para ser guiados tanto dentro como fuera del camino.

Lo que partió como una loca idea de los hermanos Wilks, directivos de la fábrica inglesa de Rover, terminó transformándose en una de las marcas más reconocidas de la industria por sus capacidades off-road y por el lujo de alguno de sus modelos.

La Serie I fue el primer modelo de la marca, de líneas rectas con paneles de aluminio, sin techo –aunque podía improvisarse uno con una lona puesta sobre un armazón- y las puertas eran desmontable. En su interior tres sencillos asientos sobre un cajón metálico que junto a dos banquetas situadas longitudinalmente en la parte trasera permitía el transporte de nueve personas. Su éxito no se hizo esperar y fue inmediato desde que fue presentado en el Salón de Amsterdam.

Ese sencillo modelo fue el puntapié inicial para marcar la hoja de ruta de lo que sería la línea Defender de la marca inglesa, un modelo que sobrevivió por décadas y que demostraba en cada uno de sus ejemplares sus capacidades de todoterreno. Sin embargo, y después de 69 años produciéndose, el 29 de enero de 2016 se fabricó el último Defender.

1990 DEFENDER

Más allá del 4×4

El lujo de Land Rover nace con la presentación del Range Rover en 1970, que luego de ser presentado en el Louvre de París cosechó un éxito rotundo, principalmente por la mezcla de confort y lujo, tracción 4×4 y un diseño muy atractivo.  El modelo Range Rover cobró vida propia y se posicionó en la parte alta de la gama, siendo el primer gran SUV Premium en existir.

Land Rover

En 1981 se presentó el modelo de cuatro puertas, justo cuando la marca se inicia su legendaria colaboración con el Camel Trophy. En 1994 se presentaba la segunda generación del modelo, pero fue el siglo XXI el que le ha traído mayores dividendos a esta línea. Primero con la llegada en 2005 de la versión Range Rover Sport y, luego, con el estreno del Evoque en 2010, el primer SUV compacto de lujo del mundo. El año pasado la marca presentó su cuarto Range Rover, el Velar.

Pero para Land Rover no todo estaba dicho. Tenía la línea off-road y tenía el lujo, pero le faltaba hacer volumen. Para eso en 1989 pone a la venta en Europa su tercer modelo: Discovery, aquel capaz de mezclar ambos mundos y acceder a un nuevo público.

1989 Discovery

Pero aún le faltaba el volumen de venta y para eso en 1997 presenta el Freelander, bajo el mando de BMW, que había comprado la marca al grupo inglés.

Las ventas y compras siguieron afectando el rumbo de la marca, que recién en 2008 con la venta de Ford al grupo Tata, se estabiliza y comienza el despegue definitivo de Land Rover en el mundo Premium, con un planteamiento ordenado de sus productos y con una clara visión.

Land Rover tiene como objetivo tener tres líneas de productos bien definidas, dos de ellas ya se encuentran en su line-up: Range Rover (la división de lujo) y Discovery (la que mezcla capacidades off-road con volúmenes de ventas). En la primera están disponibles los modelos Range Rover, Range Rover Sport, Evoque y Velar. En la segunda está Discovery (de quinta generación) y el Discovery Sport. Sólo falta la división off-road que debería llamarse Defender y que podría ser presentada el próximo año, pero que tendrá las históricas variantes 90 y 110.

Más información sobre los 70 años de Land Rover