Triumph y un tridente fenomenal: dos clásicos y un misil
23/06/2018 154 vistas
Triumph Motorcycles suma una deportiva y dos motos de su partitura retro para cerrar el semestre más contundente de las últimas temporadas en Chile. Las nuevas Speed Triple RS, Bobber Black y Speedmaster ya son parte de esta tierra.

La pasarela del Salón de la Moto de Milán sigue trayendo lo más aplaudido de su catálogo al país. Esta vez, la descarga de Triumph está compuesta por la muy deportiva Speed Triple RS y las ovacionadas creaciones de la línea clásica del fabricante Speedmaster y Bobber Black, ambas derivaciones de la inmortal familia Bonneville.

Desde Triumph resaltan que cada una recoge lo mejor del diseño del fabricante británico y elementos comunes en seguridad y confort, como frenos antibloqueo ABS, control de tracción, acelerador electrónico, embrague asistido antirrebote, control de velocidad, modos de conducción, nuevo panel y luces de conducción diurna.

Triumph 2

La Triumph Speed Triple RS representa un verdadero misil gracias a su mayor potencia, torque y tecnología, con un arsenal de accesorios que invita a la personalización. Esta naked equilibra potencia, agilidad y capacidades, con un nuevo motor tricilíndrico de 1.050 cc, que incorpora más de un centenar de mejoras para ofrecer un 7% más de potencia, hasta los 150 Hp, y un par motor de 117 Nm a 7.150 rpm. Dentro de lo novedoso asoma un nuevo panel de instrumentos TFT a color de 5”, ajustable en inclinación, que al encender la moto muestra una animación de bienvenida. Su valor es de $ 11.990.000.

» Hijas de una tradición
El primero de los nuevos integrantes de la familia Modern Classics de Triumph Motorcycles es la Bonneville Bobber Black, una variante más imponente, minimalista y oscura de la versión aparecida a finales de 2016. Más agresiva y musculosa, sobre todo en su renovado frontal, es propulsada por un motor 1.200, que da un par máximo de 106 Nm a las 4.000 rpm y desarrolla una potencia de 77 Hp a las 6.100 rpm.

El modelo es apto para conductores de todo tipo, ya que tiene su asiento flotante de aluminio a tan solo 688 mm del suelo, lo que proporciona un centro de gravedad bajo. Para inyectarle mayor personalidad, los retrovisores fueron ubicados al extremo del manillar y se dotó de cerradura al tapón del depósito. Otros toques son la tija esculpida, los inyectores ocultos bajo falsos carburadores y los intermitentes tipo bala en negro satinado. Se comercializa en dos configuraciones tonales: Jet Black (satinado clásico) y Matt Jet Black. Valor de lanzamiento: $ 11.490.000

Triumph Bonneville Bobber Black

Triumph Bonneville Bobber Black

La Triumph Speedmaster 2018, a su vez, cierra este inigualable tridente y es perfilada por su fabricante como “una custom británica clásica, elegante y auténtica, con la relajada posición de conducción de las cruiser”, caracterizada por numerosos toques custom, como su manillar inclinado hacia atrás, los apoyapiés adelantados, la posición baja del asiento y la butaca del acompañante desmontable.

Su tradicional motor de 1.200 refrigerado por agua viene con una configuración específica bobber para un mejor desempeño. Asociado a una caja de seis velocidades, el propulsor desempeña una potencia de 77 Hp a 6.100 rpm y un torque máximo de 106 Nm a 4.000 rpm. Respecto de la anterior generación, el incremento de potencia alcanza 25%, mientras que el alza del par bordea el 42%.

Triumph 1

Para mayor maniobrabilidad y confort, fue equipada con frenos delanteros Brembo de doble disco y traseros Nissin.

Está disponible en tres opciones de color, que potencian el contraste con los acabados metálicos, los detalles pulidos y los elegantes emblemas. Precio de $ 11.490.000.