Audi se pone la camiseta de los taxis aéreos en Ingolstadt
21/06/2018 66 vistas
El fabricante alemán anunció el inicio del proyecto Urban Air Mobility en colaboración con ramas del gobierno, con el fin de impulsar y ser referencia en las pruebas de taxis aéreos en la región.

Aunque por estos días Audi hace noticia con el estreno del renovado compacto A1, también hay otras preocupaciones en la agenda de la firma alemana, y es que, en conjunto con varias instituciones del gobierno alemán, la firma de Ingolstadt acordó iniciar un proyecto para pruebas de taxis aéreos junto a colaboradores del mundo de la política y la industria.

 

Con esto se da vida al proyecto Urban Air Mobility que busca desarrollar taxis aéreos con el fin de llevar la movilidad a un nuevo formato vertical que descongestionaría las calles y ayudaría a reducir los índices de contaminación ambiental.

 

Para llevar un paso más allá esta visión de transporte, diversos actores de la industria y la política se reunieron en la Cancillería Federal en Berlín, donde se firmó una carta de intenciones con importantes responsables como Bram Schot, CEO de Audi AG; el ministro federal de transporte, Andreas Scheuer; la ministra de estado para asuntos digitales, Dorothee Bär; la directora técnica de Airbus, Grazia Vittadini, el alcalde de Ingolstadt, Christian Lösel y otros representantes.

Audi taxis aéreos

Con este movimiento, la ciudad de Ingolstadt quiere convertirse en referencia en pruebas de taxis aéreos en la región y Europa, todo de la mano de importantes fabricantes como Audi, que prestarán su conocimiento y desarrollos para lograr desarrollar nuevos y eficientes modelos que podrían utilizarse a largo plazo.

 

“Con el proyecto Urban Air Mobility nos gustaría hacer valer nuestra experiencia y conocimiento para mejorar la vida urbana, desarrollando nuevos conceptos de movilidad para las ciudades y las diversas necesidades de las personas”, explicó Bram Schot, CEO de Audi, quien además señaló que “en un futuro lejano, una propuesta como Pop.Up Next permitirá transportar personas de forma rápida y cómoda a través de las carreteras y por el aire en las grandes ciudades, resolviendo así los problemas de tráfico.