Suzuki Swift Sport: la fórmula compacta de las emociones
Por Mauricio Monroy S. 28/05/2018 485 vistas
La versión más radical del citycar japonés sorprende con su rapidez, aplomo y seguridad. Gracias a una plataforma ligera que le permite una relación peso-potencia que pocos logran, es una de las alternativas más racionales del mercado local a la hora de buscar deportividad al volante.

Hace unos meses nos sorprendimos con la evolución que experimentó el Suzuki Swift, especialmente con la versión que monta un bloque de tres cilindros y 1.0 litros Boosterjet. En aquel momento, nos llamó la atención su aplome, la seguridad sobre el asfalto y la agilidad que nos entregaba desde que salía desde cero. Con esa información fresca en la memoria, ahora nos subimos a la alternativa más deportiva que ofrece la casa japonesa para el exitoso citycar, el Suzuki Swift Sport.

 

Suzuki Swift Sport

A nivel estético, las diferencias no son tan grandes, pero se dejan notar. Una parrilla invertida, faldones más musculosos y doble salida de escape cromada en la zaga resaltan en un exterior que se aprecia más robusto, lo que se explica, además, por los 40 mm más de ancho (1.735 mm) y por estar 15 mm más cerca del piso. El resto de las dimensiones se mantiene igual, o sea, 3.890 mm de largo y 1.495 mm de alto.

 

Suzuki Swift Sport

En el interior, el alma deportiva que asoma desde afuera la apreciamos con facilidad en las costuras rojas que se asoman en el volante, palanca de cambios, freno de mano y en los asientos deportivos, que llevan el logo Sport sobre el apoyacabezas. Además, este Swift Sport se atreve con elementos poco habituales para el segmento, como el computador a bordo ubicado en el tablero de instrumentos, donde se nos indica desde el nivel de la potencia y el torque, a la fuerza G, el nivel de presión en el acelerador y la carga del turbo.

 

Suzuki Swift Sport

Con esto, logran que uno se sienta en una versión deportiva y que exista verdadera diferenciación. Lo único malo es que también podrían haberles dado la misma relevancia a elementos tecnológicos de conectividad, especialmente con el sistema de infoentretención que podría estar más acorde a la estética y ser más intuitivo. En este caso, la radio digital de instalación local que está sobre la consola central no suma a favor, como tampoco los espejos laterales, que son algo pequeños y aumentan el punto ciego del conductor.

 

El motor turbo

Una de las grandes virtudes que nos dejó el Suzuki Swift Sport es la relación precio-prestaciones-equipamiento que tiene. Mal que mal, su posición en la escala de competencia lo posiciona frente a un DS3 o un Renault Clio RS, rivales que pueden ser más atractivos visualmente, pero que tienen un precio bastante más elevado.
Lo positivo de este Swift es que, además de tener un menor costo, no se queda en emociones al volante. No te obliga a elegir una cualidad por otra y, lo que se agradece, tampoco a sufrir con la gasolina, ya que promedia sobre 16 km/l.

Suzuki Swift Sport

Toda esta maravilla es gracias a una serie de mejoras, empezando por la nueva plataforma más ligera, que le permite pesar 80 kilogramos menos que la generación anterior (pesa 970 kg) y por el motor de 1.4 litros Boosterjet, el mismo que utiliza el Suzuki Vitara Turbo.

Suzuki Swift Sport

Este motor turbo del Suzuki Swift Sport, apoyado por una caja de seis marchas con la que se encuentra muy bien acoplado, tiene la ventaja de que llega a 138 Hp (seis caballos más que el 1.6 aspirado anterior), aunque la gran diferencia la entrega el torque, que mejoró casi en 60%, lo que permite aceleraciones más inmediatas y un mejor aprovechamiento de la potencia. Y eso en la vida urbana marca notables diferencias, donde los espacios se deben aprovechar con rapidez para poder avanzar.

Suzuki Swift Sport

Al englobar estas sensaciones, se resume en una enorme seguridad al momento de desplazarse a alta velocidad, cuando se enfrentan curvas y también a la hora de adelantar y/o recuperar, lo que se complementa con mucho tacto en la dirección y una suspensión algo áspera, que permite ir firme al piso sin movimientos parásitos que preocupen al conductos (eso sí, los ocupantes de los asientos traseros lo sufren un poco).

 

Suzuki Swift Sport

En conclusión, uno de los vehículos divertidos a la hora de manejar, que sorprende por el precio que incluye un alto nivel de equipamiento en seguridad (ABS, EPS, EBD, seis aribags, cámara de retroceso, etc.) y por las emociones que entrega en ciudad y autopistas.

 

  • » Motor: 1.4 litros
  • » Potencia: 138 Hp
  • » Torque: 230 Nm
  • » Caja: MT 6 vel.
  • » Rendimiento: 16,3 km/l (mixto)
  • » Maletero: 242 litros
  • » Precio: $ 12.390.000

Recomendados

Geely
Por José Ignacio Gutierrez 20/08/2018 20 vistas
Robert Plant
Por José Ignacio Gutierrez 20/08/2018 28 vistas
autos usados
Por José Ignacio Gutierrez 20/08/2018 50 vistas
Mercedes-Benz 300SL Gullwing
Por José Ignacio Gutierrez 20/08/2018 26 vistas
IndyCar
Por José Ignacio Gutierrez 20/08/2018 52 vistas