*

[Test drive] Hyundai i30: la evolución hacia una identidad propia
Por Mauricio Monroy Stonner 04/05/2018 302 vistas
La tercera generación del Hyundai i30 evidencia el progreso de una marca en cuanto a diseño, calidad y tecnología. Un modelo atractivo, fácil de llevar, seguro y confortable, al que solo le queda encontrar una esencia más diferenciadora con sus pares.

La tercera generación del Hyundai i30 nos permitió encontrarnos con una evolución importante, que va de la mano con lo que sucede con la marca coreana. Un modelo pensado para el gusto europeo, que ataca el segmento C con un diseño moderno y juvenil. Tal concepto le ha permitido ser uno de los vehículos más importantes para la compañía.

 

Hyundai i30

El nuevo Hyundai i30 destaca por su agilidad, rápida respuesta en situaciones de exigencia y aplomo a altas velocidades. En su interior, buen detalle es la presencia de un enorme sunroof panorámico que entrega una sensación de mayor espacio.

 

Eso sí, con el avance y las cualidades que le hacen ahora ser un competidor directo de los hatchbacks más exitosos asoman nuevas exigencias que, seguramente, irán mejorando con el paso de los años y que tiene más relación con un sello que distinga con claridad a los modelos de Hyundai.
Esa personalidad identificadora ya la consiguen a través del diseño, lo que se refleja en este Hyundai i30. Sin apelar a una imagen demasiado transgresora, dispone de un conjunto de trazos firmes que se despliegan desde una parrilla que ya empieza a ser común en el catálogo de los coreanos. Esa muy buena impresión exterior se multiplica al entrar al habitáculo, donde la calidad de los materiales, el nivel de terminaciones y el buen gusto al armonizar el espacio interior son pilares que entregan puntos extras.
Hyundai i30

Este nivel de trabajo -que no es premium, pero intenta apuntar a esa dirección- le entrega problemas que se encuentran en otras marcas generalistas, las que hacen convivir vehículos de muy distinta calidad en un mismo catálogo. En este caso puntual, no podemos olvidar que la firma coreana tenía a la venta hasta hace un tiempo el Eon, un producto que salió del mercado por no cumplir las exigencias de seguridad chilenas y que con el Hyundai i30 exhibe precisamente esa dicotomía de las marcas masivas.

 

Un gran producto
Nuestra unidad de prueba fue el i30 con motor de 2.0 litros y caja automática de seis marchas. Es el tope de gama, pero a diferencia de otros modelos que varían en exceso su nivel de equipamiento, en este caso la seguridad es casi la misma para todas las versiones, incorporando de serie seis airbags, frenos ABS, control de estabilidad y asistente de partida en pendiente, entre otros elementos.
Hyundai i30

 

Al volante nos encontramos con un vehículo cómodo y fácil de llevar. Buena sujeción en los asientos delanteros y suficiente espacio en las plazas traseras para otros tres ocupantes. La tecnología en el Hyundai i30 es otro factor que aumenta la calidad, con una pantalla táctil en la consola central que permite enlazar el teléfono mediante Apple Car Play o Android Auto.

En cuanto a la respuesta sobre el pavimento, lo cierto es que cumple con todas las exigencias. Tiene una dirección que permite buen tacto, una suspensión que, sin ser muy rígida, permite ir firme al piso y copiar sin mayores problemas los baches tan usuales de nuestras calles. Además, su motor va muy bien acoplado a la caja, consiguiendo una agilidad llamativa en zonas urbanas -y en las curvas- gracias a la elasticidad que demuestra con un paso de marchas rápidas y suaves.

Hyundai i30

El interior del Hyundai i30 se caracteriza por una sobria y juvenil elegancia, buena calidad de materiales, correcto aprovechamiento del espacio y la tecnología fundamental para los usuarios actuales.

 

Otro elemento interesante que nos entrega esta versión del Hyundai i30 es la posibilidad de escoger entre tres modos de manejo. Con el botón Drive Select se puede optar por Eco, Normal o Sport. Este último es particularmente diferente, con un corte de los cambios que se estira con facilidad mil rpm sobre las otras opciones, entregando mayor deportividad, pero sacrificando rendimiento.
Dentro de todas estas bondades, que lo convierten en un gran producto, el único “pero” es que la sensación de manejo no logra traspasar un estilo diferenciador, como sí lo puede hacer un Volkswagen Golf, el gran referente del segmento. Pero todo indica que está en ese camino y será cosa de tiempo para que el Hyundai i30 tenga un alma propia. El resto ya lo consiguió.

 

Hyundai i30

 

  • » Motor: 2.0 litros
  • » Potencia: 164 Hp
  • » Torque: 203 Nm
  • » Caja: AT 6 vel.
  • » Maletero: 395 l
  • » Rendimiento mixto: 13,4 km/l
  • » Precio: $ 16.790.000