*

¿Por qué el Lada 4×4 descuenta IVA?
25/05/2018 297 vistas
El regreso de Lada a nuestro país llamó la atención de todos los segmentos, pero quien se llevó más atención fue el Lada 4x4 que, por su carácter de "vehículo de trabajo" no cuenta con airbags y además, descuenta IVA.

Tras 20 años de ausencia y un pasado exitoso en Chile, la semana pasada te contábamos del regreso de Lada a nuestro país, lo que llamó poderosamente la atención desde varias tribunas, entre ellas, por el hecho de que su modelo 4×4 (antes conocido como Niva) descuenta IVA. Beneficio que a varios podría extrañarles, ya que no se trata ni de una camioneta ni de un vehículo comercial.

 

Pues bien, según se desprende de la Circular 130 de 1977, Capítulo III, aquellos vehículos inscritos como “tipo Jeep” dentro de un determinado giro de empresa (forestal, agrícola y minero, entre otros) podrán descontar IVA y gastos asociados, puesto que también se recuperan los impuestos por concepto de mantención y combustible.

 

Para poder empadronarse bajo este rótulo, los vehículos deben cumplir con una serie de características, como tener una carrocería de tres puertas (dos laterales y una trasera completa), tracción en las cuatro ruedas, una caja de cambios manual y reductora, todos puntos que el Lada 4×4 cumple a cabalidad.

 

Al ser considerados vehículos “comerciales” o “de trabajo”, además de descontar IVA no es necesario que cuenten con el doble airbag frontal obligatorio que ya se exige a todos los vehículos de pasajeros que se venden en el país, por lo que el Lada 4×4 decidió prescindir de este elemento.

 

 

Finalmente, para descontar IVA el modelo debe disponer de al menos dos de los siguientes elementos: barra de tiro o bolas para remolque; toma de fuerza o eje estriado delantero o trasero; o bien, un carrete para cable o cabrestante, ya sea eléctrico o accionado por motor, con una capacidad de arrastre mínima equivalente al peso bruto vehicular, incrementado en un 25%.

 

Hay varios modelos que hoy cumplen con estas exigencias para ser catalogados de trabajo, entre los que se cuentan los Suzuki Grand Vitara y Jimny, ambos disponibles en versiones de tres puertas y equipados con Winche.