Opel despeja las dudas de su presente y futuro en el país
25/05/2018 321 vistas
Luego de ser comprada por el grupo PSA, la firma alemana pasó de las oficinas de GM Chile a las de Peugeot Chile, donde se hizo un replanteamiento de la marca, enfocada principalmente en una reingeniería de su gama, con más modelos, mayor equipamiento y mejores precios.

Luego de que el año pasado el grupo PSA Peugeot-Citroën comprara Opel/Vauxhall –en manos de General Motors desde 1929-, la operación de la firma alemana debió reajustarse en todo el mundo, incluido Chile. Pues bien, este proceso de transición, finalmente, terminó y hoy la marca del rayo ya está lista para comenzar una nueva etapa en el país, siendo representada de forma directa por la filial del grupo PSA en Chile, empresa que distribuye Peugeot, y no por un importador, como es el caso de Citroën y DS Automobiles, las otras marcas del consorcio galo.

Por supuesto, la nueva hoja de ruta de Opel en Chile viene definida desde fuera y detallada en el plan Pace!, que tiene como meta volver a la firma “rentable primero; eléctrica y global, después”, según afirmó su propio CEO, Michael Lohscheller.

 

Opel Corsa -

Opel Corsa – El pequeño de la familia está a la venta en tres versiones de cinco puertas y una de tres puertas. Esta última monta un bloque de 1.4 litros turbo de 150 caballos de potencia.

 

Para ello, la reducción de costos será clave y las sinergias entre las distintas marcas del conglomerado también. Así se pasará de nueve plataformas y 10 familias de motores que hoy suman todo el grupo PSA, a solo dos arquitecturas modulares y cuatro grupos de propulsores en 2024, que serán compartidos por las cuatro marcas.

 

Más allá de la gran inyección y optimización de recursos que supone esta maniobra, Opel seguirá desarrollando sus propios modelos en su base de Russelsheim, con la calibración e ingeniería acostumbrada en la marca alemana. En otras palabras, Opel no fabricará Peugeot remarcados bajo el logo del rayo, solo tomará los recursos disponibles del grupo.

Opel Grandland X -

Opel Grandland X – Este SUV de 4.477 mm de largo y cinco plazas, basado en la plataforma del Peugeot 3008, llegará en un par de meses al país.

 

Eso sí, dejará de ser una marca pensada exclusivamente para el mercado europeo, si es que quiere volver a ser rentable en 2020. De ahí, que entre sus metas, esté la entrada a 20 nuevos mercados para el 2022, donde Chile jugará un rol importante.

Nuestro país será el “conejillo de indias” de Opel en muchos aspectos, incluido en lo que a servicio al cliente se refiere, pues se valdrá de la experiencia de Peugeot Chile para implementar su operación acá. De hecho, Chile será el primer país donde se configure una única bodega Peugeot-Opel para piezas, lo que mejorará la logística.

Aclarar si que Opel tendrá sus propios concesionarios, comenzando con la red que ya mantenía con GM (Coseche y Kovacs), pero con miras de expansión hacia regiones.

 

Opel para todos

“Queremos que Opel deje atrás ese posicionamiento tan de nicho, para volverse una marca mucho más protagonista, ofreciendo productos más competitivos, pero también en segmentos más masivos, como el de los SUV”, afirma Vincent Forissier, director general de Opel y Peugeot Chile.

Bajo el lema “The Future is Everyone’s”, que se interpreta como que el futuro –y la innovación- es para todos, Opel hace una “reingeniería de gama”, que se traduce en más modelos, pero con menos versiones que antes. Asimismo, cada versión viene más equipada y con precios más económicos.

 

El portafolio de Opel abre con productos ya existentes como el Corsa (4 versiones, desde $ 9.290.000), Astra (2 versiones, desde $ 12.990.000) y reestilizado Mokka X (3 versiones, desde $ 13.290.000). Estos tres modelos llegan con mayor equipamiento y mejores precios, conservando sus respectivas mecánicas.

Opel-Crossland-X

Opel Crossland X – Su motor 1.2 turbo puede asociarse a una caja manual de cinco marchas o automática de seis.

 

Luego viene el recién estrenado Crossland X, el primer SUV de la firma creado bajo el alero de PSA, por lo que comparte plataforma con el Peugeot 2008. Arriba en tres versiones, todas con un motor bencinero 1.2 turbo de 110 caballos, que puede asociarse a una caja mecánica, o bien, automática. Sus precios van desde los $ 11.990.000 hasta los $ 14.690.000.

El actualizado line-up de Opel también incluye al Insignia Grand Sport, el cual renueva su diseño con ciertos toques de modernidad y elegancia, buscando ser un referente, además, en lo que ha seguridad y conectividad se refiere. Anota control de crucero adaptativo, frenado de emergencia automático, asistencia de mantenimiento de carril, alerta de colisión frontal y advertencia de peatones. Su pantalla táctil de 7” incorpora Apple CarPlay y Android Auto, además de GPS.

 

Opel-Insignia-Grand-Sport

Opel Insignia Grand Sport – Equipa unos grupos ópticos con 32 LED que se gestionan individualmente. A más de 55 km/h se activan las luces largas y se produce el apagado selectivo de esos módulos para evitar deslumbrar a los conductores que hay delante.

 

Puede elegirse con un bloque 1.5 turbo de 165 Hp ($ 17.990.000) o con un 2.0 turbo de 260 Hp ($ 23.990.000). Este último está gestionado por una transmisión de ocho velocidades.

Para julio se espera el arribo del Grandland X, un nuevo SUV de Opel, creado sobre la misma plataforma del Peugeot 3008 y que se ubicará por encima del Corlando X.

Así la marca alemana espera quintuplicar sus ventas este año, alcanzando las 1.000 unidades comercializadas en el país.

Recomendados

Pablo Di Si
Por José Ignacio Gutierrez 21/09/2018 18 vistas
Kia Cerato
Por José Ignacio Gutierrez 21/09/2018 17 vistas
yamaha niken
Por José Ignacio Gutierrez 21/09/2018 20 vistas
Chevrolet Trailblazer
Por José Ignacio Gutierrez 21/09/2018 21 vistas
Buses eléctricos
Por José Ignacio Gutierrez 21/09/2018 23 vistas