*

Primer fallecido en pruebas de manejo autónomo
19/03/2018 270 vistas
Uber protagonizó el primer accidente fatal ocasionado por un auto de manejo autónomo. La compañía decidió suspender sus pruebas y colaborar con la investigación

No todo es miel sobre hojuelas para los vehículos de manejo autónomo. Uber protagonizó el primer accidente fatal mientras realizaba pruebas de conducción autónoma, obligando a la compañía a cancelar sus pruebas por un tiempo.

autónomo

El hecho ocurrió durante las pruebas que Uber realizaba con estos autos en Tempe, Arizona. Aunque aún no se conocen las causas exactas que originaron el accidente. Se presume que la mujer habría intentado cruzar la calle por un lugar no correspondido y sin señalización y que por motivos que aún se desconocen el auto de Uber en modo de manejo autónomo no pudo reconocerla.

Al momento de producirse el accidente, el auto iba con un conductor asistente en el asiento del conductor, pero con la función automática activada, por lo que no pudo hacer nada para evitar el impacto. Sin embargo, la misma persona que iba en el vehículo fue quien llamó a emergencias para informar de lo ocurrido.

La mujer que quedó gravemente herida producto del atropello murió pocas horas después en el hospital al que fue trasladada.

accidente

Por el momento la compañía ha dicho que está colaborando con la investigación de la policía y que ya envió las condolencias a la familia de la víctima. Medios locales señalaron que, tras este suceso, Uber decidió sacar este tipo de vehículos de las carreteras del estado de Arizona, así como de las calles de San Francisco (California), Pittsburgh (Pensilvania) y Toronto (Canadá), donde se los podía ver circular.

Cabe recordar además que hace poco más de un año la compañía había reanudado las pruebas de sus vehículos autónomos en estas ciudades y en el estado del sur de EE.UU. tras ser suspendidos previamente por otro accidente ocurrido también en Arizona y en el que estuvo involucrado uno de sus automóviles.

Entonces, surgieron dudas sobre si los sensores y las cámaras en la parte delantera del auto debieron tener una reacción más rápida, para detectar y reaccionar a los movimientos del otro vehículo involucrado en el suceso.

En la ciudad de Tempe y la de Scottsdale, los clientes de Uber tienen la opción de escoger un vehículo autónomo Volvo XC90 para que los transporte al lugar que desean, pero, debido a que el programa sigue en su fase de prueba, empleados de la compañía viajan en la parte delantera.

Fuente: EFE