*

Las sorpresas que dejó la ciudad de los vientos
16/02/2018 268 vistas
El Salón de Chicago abrió sus puertas con una exhibición de más de mil vehículos. La muestra, enfocada principalmente al mercado norteamericano, destacó por la versión plug-in híbrida del Hyundai Sonata y algunas opciones para moverse en el crudo invierno del país del Norte.

Estados Unidos vuelve a ser anfitrión de una muestra de autos. Tras el éxito del Autoshow de Detroit, vino el turno del Salón de Chicago, un evento más pequeño, pero que se las arregla para siempre tener algún estreno mundial.
En esta ocasión, uno de los principales protagonistas es Hyundai. La firma coreana aprovechó la oportunidad para presentar el Sonata en sus formas híbridas y plug-in híbrida.
La primera versión es una actualización de la unidad que se comercializa actualmente, mientras la variante enchufable combina el trabajo de un motor 2.0 litros con un bloque eléctrico. Alcanza una potencia combinada de 193 Hp, asociado a una caja automática de seis velocidades. Con esto, logra un consumo de 17,8 km/l. A nivel de autonomía, con el tanque de combustible lleno es capaz de recorrer hasta 1.040 km, mientras en el modo 100% eléctrico alcanza a moverse por 43 kilómetros.


Si Hyundai sacó partido del crecimiento que están teniendo los vehículos ecofriendly en Estados Unidos, Nissan hizo lo propio, pero con el tema climático. La marca japonesa, consciente del crudo invierno que se vive en el país del Norte, dio a conocer la adaptación de dos de sus modelos pensados para afrontar las condiciones más complejas. Así, se destapó el modelo Armada Snow Patrol, que cuenta con una suspensión de 77 mm, una barrera delantera con mayor ángulo para enfrentar obstáculos de mayor tamaño, neumáticos off-road y luces LED para iluminar el camino en medio de tormentas de nieve.
De todas maneras, más llamativo y curioso fue el Nissan 370Zki Roadster. Esta unidad, montada en el deportivo japonés, se modificó para que pudiese movilizarse en medio de la nieve sin mayores inconvenientes, ya que reemplazó los neumáticos delanteros por esquís al frente, y las ruedas traseras, por orugas. Con esto, es capaz de alcanzar lugares impensados para cualquier automóvil.


Para aquellas personas que requieren gran espacio interior, pero que tampoco quieren ceder en prestaciones, Chevrolet sorprendió con la versión RS de Traverse. Se trata de una variante más deportiva del conocido SUV, la cual luce elementos distintivos, como una parrilla frontal de color negro, molduras negras en los marcos de las ventanas, barras negras en el techo, el emblema de Chevrolet también de la misma tonalidad y llantas de 20” de aluminio. Eso sí, lo interesante se encuentra bajo el capó, puesto que por primera vez Traverse agrega una motorización turbo.

En este caso, se trata de un propulsor Ecotec de 2.0 litros de inyección directa, que entrega 257 Hp, con un par de 400 Nm, el cual se desarrolla en un 90% desde las 2.100 rpm. Este motor sobrealimentado está asociado a una caja automática de nueve velocidades.
Otras marcas que destacaron fueron Lexus, que presentó su último modelo LF-1 Limitless, y RAM, que anunció más de 200 accesorios para su modelo 1500.