*

“Este año vamos a retomar el liderazgo del segmento premium en Chile”
14/02/2018 254 vistas
Víctor Acero, director general de BMW Chile asegura que, luego de tres años a la baja, la firma bávara cerró 2017 con cifras al alza, y este año buscará aumentar sus ventas un 25% . La idea es ponerse en el tope de la tabla en ventas de autos premium. ¿Su foco? Los clientes y el segmento SUV.

El año pasado BMW retomó la senda de crecimiento en el mercado nacional al alcanzar una cifra de 3.441 unidades vendidas, lo que equivale a un 32% de crecimiento respecto de 2016, posicionándose en el segundo puesto entre las marcas premium, por detrás de Mercedes-Benz, que la sobrepasó por sólo 366 unidades en los segmentos en los que compiten juntas (pasajeros y SUV).

Por eso no es extraño que Víctor Acero, en su primera entrevista desde que asumió como director general de BMW en Chile hace cinco meses, y ad portas del lanzamiento mundial del Safety Car de la Fórmula E en el edificio corporativo de la marca en La Dehesa, se diera un tiempo y expresara su convicción de que volverán a ser los número uno de la industria local, algo que no se consigue desde 2013.

¿Cómo ve a BMW para 2018 en nuestro país?

Nuestro objetivo es claro y no tengo reparo en decirlo. Vamos a tomar el liderazgo del segmento premium en Chile para este 2018. Para eso estamos trabajando.

¿Cuál será la estrategia para lograr esto?

El usuario chileno es altamente demandante, lo que nosotros tenemos que hacer es enfocarnos en él, ser capaces de desarrollar experiencias, tanto así que quiera permanecer con nostros de por vida. Necesitamos cautivarlo. Ese ha sido nuestro foco durante estos cinco meses: experiencia cliente.
Somos conscientes de que lo que desarrollamos como experiencia en taller tiene que mejorar aún más. Lo decimos con toda convicción, debemos exceder las expectativas del cliente.

¿Y los modelos nuevos irán en línea con las experiencias?

Parte de nuestra estrategia para 2018 está sustentada en el crecimiento del segmento SUV. En 2017 crecimos 42% respecto de 2016 en ese segmento y este año esperamos llegar a un 40%. Hace algunos meses lanzamos el X1 y el completamente renovado X3 y se sumarán el recién lanzado X2, en marzo, mientras que en junio debería llegar el X4 con restyling. Luego de eso vendrá la nueva generación del X5 para el último trimestre y el X7 para diciembre.

¿Expectativas para este año?

El año pasado crecimos 32% respecto de 2016, el principal competidor, 20%. Este año esperamos crecer 25%. Esperamos superar las 4.000 unidades.

» El paso de la Fórmula E

Como patrocinador oficial de la competencia de monoplazas eléctricos, BMW tuvo una importante participación en el evento de la capital y fue en nuestro país donde se presentó mundialmente la nueva generación de los vehículos de asistencia, el i8 como Safety Car y el i3 de Medical Car.

¿Qué le parece el paso de la Fórmula E por Chile?

Estamos muy contentos de que se realice acá. No todos los países de la región tienen la opción de ser anfitriones de un evento tan importante a nivel mundial.

¿Cómo se conecta este evento con la industria?

Esto va muy en línea con la estrategia de la marca, de ofrecer a nuestros clientes tecnologías cada vez más desarrolladas y sustentables.

¿Cómo ha sido la recepción del público chileno de los modelos con tecnología e-performance?

Ha sido positiva, pero hay mucho por informar y comunicar, sobre todo, la relación de costo-beneficio.

¿Qué siente que hace falta para masificar estas tecnologías?
Falta poder trabajar más con las autoridades para que se pueda abrir una ventana para tener un apoyo mayor o incentivos de parte del Estado.
Hoy da lo mismo si importas un auto eléctrico, híbrido o de combustión.

¿Un incentivo para el importador o para el usuario?
Al final, ya sea un incentivo para el importador (arancel) o para el consumidor, todo termina yendo hacia el cliente. Nosotros buscamos poder acercar este tipo de tecnología.