*

¿Cómo se mide el test de choque en los autos de EE.UU.?
25/01/2018 199 vistas
La National Highway Traffic Safety Administration (NHTSA) e Insurance Institute for Highway Safety (IIHS) son los organismos encargados de realizar las pruebas de impacto en el gigante del norte.

A pesar de que cada vez más los autos están mejor equipados en términos de seguridad, los accidente de tránsito siguen siendo la mayor causa de lesiones y muertes no intencionales en Estados Unidos. Es por esto que las empresas  National Highway Traffic Safety Administration (NHTSA) e Insurance Institute for Highway Safety (IIHS)  han endurecido los requisitos y pruebas para que un auto pase la prueba de seguridad.

Las cinco estrellas de NHTSA

Este sistema califica con cinco estrellas y cada una de ella indica una mejor protección. El test certifica la seguridad en colisiones frontales y laterales, y la resistencia al vuelco.

La prueba de choque frontal se hace a una velocidad aproximada de 90 km/h, esto equivale un impacto de dos autos moviéndose a 56 km/h. Para medir el daño, lo maniquíes son equipados con cinturones que miden la fuerza del golpe en el pecho, cabeza, cuello y piernas.

Los SUV son los autos más propensos a volcarse, debido a que tienen el centro de gravedad más elevado. Por lo mismo, esta empresa nunca ha otorgado más de cuatro estrellas a este segmento.

choque

Calificación IIHS

Las calificaciones de esta empresa son: “bien”, “aceptable”, “marginal” y “pobre” para medir el rendimiento en la prueba.

En esta institución se hacen varias pruebas de choques frontales. El primero consiste en la colisión del capó del auto contra una barrera deformable a 64 km/h, con el objetivo de ver cómo se comporta el vehículo al chocar contra un obstáculo u otro auto. Las fuerzas de choque en este tipo de colisiones tienden a ir directamente hacia la rueda y suspensión delanteras, lo que según el IIHS produce lesiones serias en las piernas y pies.

La prueba de choque por el costado se realiza con un maniquí que representa a una niño de 12 años. Para esto, se simula la aproximación de una barrera deformable hacia el auto y lo impacta a 49 km/h. La calificación se da dependiendo de las lesiones en la cabeza y cuello de los maniquíes, además del daño estructural del vehículo.

El IIHS también evalúa la capacidad de los autos para evitar un accidente, es decir, pone en práctica el sistema de mitigación de choques, lo que conocemos en Chile como seguridad activa.