Subaru quiere ser un referente en seguridad y aquí está la prueba
Por Fuente: Subaru. 21/07/2017 456 vistas
La firma implementará mejoras en sus instalaciones de prueba en Japón para convertirse en un referente en el tema de la seguridad.

La tecnología de Subaru busca optimizarse aún más, la marca nipona anunció la ampliación y profunda renovación de sus instalaciones y pistas de desarrollo y evolución de sistemas de asistencia a la conducción, ubicadas en Bifuka, Japón.

A partir de octubre del presente año, todos los desarrollos futuros de la tecnología EyeSight así como del resto de tecnologías diferenciales de la marca que conforman su filosofía All Around Safety, podrán ser desarrolladas y evolucionadas a fondo en el renovado centro de desarrollo que recibirá una inversión total de 23 millones de euros.

Las instalaciones de Bifuka cuentan con una superficie de 361 hectáreas y se crearon en 1995 para realizar pruebas de conducción en hielo y nieve durante el invierno, incluyen trazados de alta velocidad y de maniobrabilidad, así como zonas específicas para la conducción invernal. Uno de los grandes objetivos de Subaru es que sus funciones de seguridad puedan ser empleadas también en condiciones climatológicas adversas, ya que sus vehículos suelen ser utilizados con frecuencia en condiciones de baja adherencia.

Instalaciones de Bifuka

Con esta actualización, Subaru pretende probar a fondo todos sus nuevos desarrollos relacionados con la seguridad preventiva y asistencia a la conducción, incluyendo como última novedad, las incorporaciones y salidas de autopistas, curvas de alta velocidad e intersecciones urbanas. El objetivo principal de esta inversión no es otro que posicionar la marca como referente en seguridad activa, pasiva y preventiva, e ir incorporando paulatinamente la tecnología EyeSight a todos los modelos de la gama.

EyeSight 3

La tecnología EyeSight, que fue introducida por primera vez en 2008 pero acumula 28 años de desarrollo y más de un millón de unidades vendidas, ha tenido buenos resultados para la marca.

Recordemos que este asistente de conducción, funciona con dos cámaras estéreo que monitorizan lo que sucede delante del vehículo de manera similar a como haría el ojo humano, analizando la información recogida sobre las marcas viales de los carriles, y distinguiendo entre vehículos, peatones, señales de tráfico e incluso las luces de freno del vehículo que nos precede, para ofrecer un funcionamiento más natural en multitud de situaciones reales y reducir de forma considerable la fatiga del conductor.

EyeSight 1

Para este sistema, la idea es implementar un ambicioso plan de desarrollo, plan que buscará incorporar nuevas funciones como el Touring Assist o Asistente en Viaje, cuya finalidad no es otra que reducir significativamente la fatiga durante la conducción, controlando de forma automatizada tanto la aceleración, como la frenada y los giros a cualquier velocidad, incluso a bajas velocidades en atascos. Esta última función, ya se encuentra presente en el Levorg y el WRX S4, a la venta únicamente en Japón desde este mes.