El futuro de los camiones
Por » Carolina Rojas Arenas. » Fotos: Marcas. 30/07/2017 406 vistas
Manejar un camión ya no es como antaño. Los asistentes de manejo, la autonomía y la seguridad se toman todas las áreas de estos vehículos con el fin de incrementar la seguridad, reducir accidentes y mejorar la experiencia.

Seguridad, eficiencia y comodidad. Los objetivos de la industria del camión son muy claros para los próximos años. Y es que más que cualquier otra cosa, lo que se busca es que las cabinas se vuelvan más amables y la conducción más sencilla, protegiendo de paso a todo el entorno.
Dicho con estas palabras todo suena muy bonito, pero al agregar que 1,2 millones de personas mueren cada año en accidentes de tránsito, todo cambia. Es más, un 15% de los accidentes en la Unión Europea involucran a un camión, de acuerdo con el Reporte de Seguridad 2017 de Volvo Trucks.

Con estas cifras en mano es que la firma sueca se ha propuesto lograr que ninguna persona muera en uno de sus vehículos a 2020. Es más, por estos días intentan evitar que cualquier tipo de accidente suceda a bordo de sus camiones, incorporando asistencia de frenado, frenos autónomos inteligentes y otros agregados tecnológicos como el asistente de permanencia en el carril, que buscan colaborar con el instinto de los camioneros.

Pero esto no es lo único, ya que Volvo también lleva su línea de desarrollo hacia la autonomía, primero con el Platooning (foto principal), o Caravana, que busca hacer más eficiente la conducción con un vehículo guía y otros automatizados que lo siguen; o con las opciones de autonomía total que hoy se encuentran a prueba, una en una plantación de caña de azúcar en Brasil, y un camión de basura FM 330 que funciona sin conductor que está siendo testeado en diversas locaciones en Europa, y que pronto podría llegar a las calles.

Otto, división de investigación autónoma de Uber, también se encuentra trabajando, aunque aquí el enfoque va por la eficiencia en el uso del combustible. Pero no son los únicos. Mercedes-Benz, Scania y prácticamente todos quienes cuentan con un área automotriz también están desarrollando propuestas para un mundo donde los conductores podrían tener un rol mucho más pasivo.

otto3

» Electricidad y conectividad

Otro de los emblemas de las calles del futuro es la electricidad. Y es que más temprano que tarde el parque mundial comenzará a migrar de los combustibles fósiles a energías más limpias y sustentables, como la electricidad. Aquí, una firma que ha dado que hablar es Nikola, con su modelo One, un camión completamente eléctrico, que promete mil caballos de fuerza con frenos regenerativos, y un funcionamiento sencillo gracias al hidrógeno, que se carga en sólo 15 minutos y permite una autonomía de casi 2.000 kilometros, sin conectarse jamás a una red eléctrica.

nikola_one_13 - copia

En Mercedes-Benz también se encuentran probando con los modelos a batería. Primero con cinco unidades del Fuso Canter E-Cell en Stuttgart, que recolectaron información para Daimler desde 2014, que luego se traspasaría a modelos como el Mercedes-Benz Urban eTruck, un modelo con capacidad para 26 toneladas y 200 kilómetros de autonomía provenientes de su pack de tres módulos de baterías de ion litio.

Mientras toda esta tecnología hace su entrada triunfal en las calles del mundo, los fabricantes se han dedicado a agregar mayor confort en las cabinas, haciendo los trayectos de los conductores mucho más agradables. Así, Mercedes-Benz y Scania ya han incorporado sistemas de conectividad como AppleCar Play, Android Auto y Mirror Link a algunos de sus modelos, mientras que Scania y Volvo se encargan de mejorar el manejo de sus flotas a través de aplicaciones y GPS. La idea no es sólo cuidar los bienes y camiones, también busca la seguridad de los conductores.

El futuro de los camiones avanza a pasos agigantados, con la tecnología como su gran aliado.