*

La pasión desconocida del “Flaco” Spinetta
08/02/2017 640 vistas
Ícono de la música latinoamericana, son muchos los que se conmueven al escuchar la música del Luis Alberto Spinetta. En un nuevo aniversario de su muerte, lo conmemoramos en una de sus facetas más desconocidas: su amor por los autos, los que llegó a diseñar en numerosos dibujos. Sin duda, otra pasión que compartimos.

Es difícil hablar de Luis Alberto Spinetta sin caer en la subjetividad y en los adjetivos de elogios. El “Flaco” logró trascender con su música como lo hacen los grandes artistas: a base de creatividad y poesía, con un pulido y especial talento que lo llevaron a coronarse como una de las figuras más influyentes del rock latinoamericano.

Fue en un día como hoy, hace cinco años, que el autor de “muchacha ojos de papel” moría afectado por un cáncer al pulmón dejando un legado que continua cautivando a generaciones. Para la ocasión lo conmemoramos recordando un aspecto de su vida que muy pocos conocen: el gusto de Spinetta por diseñar autos y su clásico Mercedes-Benz.

Los bocetos de un genio

Eduardo “Dylan” Martí, amigo y fotógrafo del Flaco dio a conocer una interesante exposición en 2012 en la Biblioteca Nacional de Buenos Aires. La muestra gratuita llamada “Spinetta, los libros de la buena memoria” sacó a la luz una serie de dibujos con diseños de autos pertenecientes al cantautor argentino.

autos flaco spinneta

Según sus cercanos, el Flaco se entretenía creando prototipos de autos deportivos en un papel, llegando incluso a mandar algunos ejemplares a compañías automovilísticas, hecho que demuestra que el pasatiempo se lo tomaba muy en serio.

Con un talento que reflejaba lo aprendido en el Colegio de Bellas Artes de Buenos Aires, los dibujos de aquella exposición estaban hechos a mano y consistían en deportivos agresivos y futuristas, que recuerdan a los conceptos de Ital Design de la década de los ochenta. Spinetta no dudo en mostrar al mundo su amor por los autos italianos, en particular de Alfa Romeo, al ocupar la camiseta de la marca en algunas de sus presentaciones al público.

SANYO DIGITAL CAMERA

Algunas de las ilustraciones estaban acompañadas con anotaciones y poemas lo que demuestra la especial vinculación que sentía Spinneta entre los autos y la poesía.

Mi viejo Mercedes bajo los árboles

Pero no sólo la pasión de Spinetta por los autos quedó plasmada en dibujo. El artista cultivo un atractivo garage con varios modelos, entre los que destaca el  Mercedes-Benz coupé 280SE 3.5 con el que viajó por varios rincones de Argentina.

El modelo pertenece a los admirados chasis W112 de la marca germana y está equipado con el motor más potente de aquella época, un V8 de 3.500 centímetros cúbicos que desarrollaba una potencia de 200 caballos de fuerza

05-El-Mercedes-del-Flaco-Spinetta-en-la-actualidad

Luis Alberto Spinetta contaba con la mejor versión producida a finales de la década del 60. Su potente motor estaba asociado a una caja de cuatro velocidades sincronizadas y a una suspensión trasera independiente.

El “flaco” no ocultaba su cariño por esta joyita. En la portada del disco “Kamikaze”, editado en 1982, lo deja ver. En esa obra, el Mercedes es mencionado en un texto escrito por el propio artista: “Mi viejo Mercedes bajo los árboles y los hijos de Lebón y los míos. Violeta pidiendo chiclets y la comida de Floki siempre asombrosa”.