*

Elecciones en EE.UU.: La industria automotriz en la mira de la Casa Blanca
08/11/2016 399 vistas
El debate entre Hillary Clinton y Donald Trump no deja ningún rubro ajeno, menos la industria automotriz, una de las más importantes del país del Norte. Desde amenazas hasta apoyo incondicional, así es el panorama de los candidatos.

La carrera por la Casa Blanca llegará a su fin hoy 8 de noviembre, con las 58° elecciones presidenciales en Estados Unidos. Hillary Clinton (demócrata) y Donald Trump (republicano) pondrán fin a una de las campañas más polémicas del último tiempo, un debate que no sólo ha marcado el ámbito político, sino que también ha tocado uno de los sectores industriales más potentes del país americano: el  automotriz.

A pesar de que las ventas del mercado norteamericano cayeron el mes de octubre un 6%, lo cierto es que esta industria es una de las más potentes de Estados Unidos, al mover más de siete millones de empleos y contribuir anualmente en más de US$ 500.000 millones en sueldos.
Por esto es que las posturas que han adoptado los presidenciables en el rubro son tan importantes, aunque tampoco tengan un programa tan claro como en elecciones pasadas y sus debates se hayan centrado más en acusaciones personales.

» Fabricación interna

El empresario ha sido enfático en volver a atraer la fabricación de automóviles a Estados Unidos, por sobre países como México, por ejemplo, y ya declaró que todos los autos producidos en el país azteca tendrían un arancel de 35% en su ingreso al mercado norteamericano, apuntando directamente a Ford, que anunció una inversión de US$ 1.600 millones en la construcción de su planta en San Luis de Potosí. Para Trump, los fabricantes no necesitan establecerse en el país vecino para conseguir costos de producción más bajos, y con eso se volverían a generar más empleos en ciudades que hoy viven cesantía. Eso sí, el empresario olvidó aclarar cómo lo haría con el Nafta, el tratado de libre comercio que existe entre Estados Unidos, Canadá y México, y que tiene entre sus ejes la migración de producción.

http://www.inautonews.com/wp-content/uploads/2015/07/Ford-moves-workload-abroad.jpg

En materia de regulación, expresó su deseo por eliminar la Agencia de Protección Ambiental (EPA), la cual establece los estándares promedio corporativos de consumo de combustible, así como desmantelar el CPP que está siendo implementado por la administración del Presidente Obama.

Clinton tampoco ha entregado un programa específico, pero se sabe que cuenta con el apoyo de United Auto Workers (UAW), el sindicato de trabajadores de la industria automotriz estadounidense y uno de los más poderosos de Estados Unidos, gracias a que fue defensora del rescate de la industria automotriz en 2009, cuando era senadora.

http://media.mlive.com/auto_impact/photo/gm-orion-environmental-impact02jpg-8c57ff49ac86ddf4.jpg

Con Trump coincide en que hay que renegociar algunos acuerdos de libre comercio, especialmente del Nafta, justamente para fortalecer la posición de Estados Unidos y proteger a sus trabajadores. Propone, además, crear nuevos puesto de trabajo y reforzar las comunidades industriales, con un programa de inversión de US$ 10 mil millones llamado “Hazlo en América”.

Así, ambos candidatos buscarán fortalecer la industria, aunque sea Trump quien sale más perjudicado, por la forma en  que dice las cosas. Quizás por eso es que Sergio Marchionne, CEO del Grupo FCA (Fiat ChryslerAutomobiles), señaló que “si los esfuerzos que han hecho las multinacionales son disminuidos, tendría implicaciones a futuro”. Ahora, sólo resta esperar los resultados del martes para ver el nuevo camino que tomará la industria norteamericana.