*

El nuevo cuarteto de DFM para conquistar 2017
15/08/2016 1805 vistas
La firma representada por Cidef suma a su catálogo el sedán A30, el crossover AX3, el SUV compacto Joyear X3 y el SUV tope de línea AX7.

Cidef y DFM llevan cuatro años de trabajo conjunto en el mercado automotriz nacional. Una alianza que prepara su estrategia para los próximos años y que estrenó recientemente para Latinoamérica una nueva línea de cuatro modelos para conquistar a los clientes en diversos segmentos. Son cuatro plataformas que vienen a renovar la familia DFM con mayor equipamiento y un precio accesible.

“Toda la línea viene dirigida a un cliente juvenil que necesita sentarse en el auto y que este sea una extensión de su teléfono una extensión de lo que está haciendo”, explica Gonzalo Landaeta, gerente general de CIDEF.

La primera revelación de la marca china corresponde al A30, un sedán que se suma al segmento más potente en número de unidades vendidas de DFM. El A30 se mueve gracias a un motor bencinero de 1.6 litros, 115 HP  y 145 Nm de par motor. Está disponible en dos versiones, una automática de 6 velocidades y otra mecánica de 5 relaciones. Dentro de su equipamiento se encuentran, frenos ABS con EBD, aire acondicionado, sensores de retroceso, espejos eléctricos, llantas de aleación, doble airbag y apertura de maletero a distancia.

Presentado en el último Salón de Beijing, el crossover AX3 saca la cara con una motorización de 1.6 litros, con 116 caballos de fuerza y un torque máximo de 153 Nm.  El modelo incluye chip antirrobo, frenos ABS con EBD, sistema programado de estabilidad, doble airbag y cierre centralizado. En cuanto a tecnología una pantalla táctil, sensores de retroceso, computador a bordo y bluetooth se encargan de dar conectividad al vehículo.

Sin excluir uno de los segmentos que más ha crecido en el último tiempo, la firma presentó dos SUV. El Joyear X3 es un subcompacto de carácter familiar con grandes espacios interiores que posee un motor de 1.6 litros, con 121 HP y un torque máximo de 151 Nm. Equipado con frenos ABS con EBD, sistema Isofix, luces en espejos laterales, alza vidrios eléctricos, cierre centralizado y doble airbag, estará disponible en variantes Confort y Luxury. Su principal diferencia es la incorporación de pantalla táctil y GPS.

Por último, el tope de línea es el AX7, un SUV mediano que llega con caja automática de 5 velocidades o una automática secuencial de 6 marchas. Se mueve gracias a un motor 2.0 litros de 145 HP y 200 Nm. También viene con frenos ABS con EBD, suma sensores de proximidad y cámara de retroceso, sistema start-stop, GPS, pantalla táctil, control de estabilidad, velocidad crucero y controles al volante. Además, incorpora luces LED, freno de mano digital y llantas de aleación.

Con expectativas de venta de 300 unidades mensuales entre los cuatro modelos, la nueva gama espera acaparar posicionar a DFM entre los líderes del segmento.