Hyundai: El lujo y la tecnología llegarán desde Corea
Por Carolina Rojas Arenas 15/04/2016 3990 vistas
En el amplio camino de la diversificación, Hyundai está haciendo sus mejores esfuerzos para abarcar cada vez más segmentos. Si los vehículos deportivos quedaron a cargo de la subdivisión N, hoy el foco se pone en los ecológicos de Ioniq y la elegancia de la submarca de lujo Genesis. Ambas ya anuncian sorpresas para nuestro país.

El radical cambio de las marcas coreanas no ha sido indiferente para nadie. Desde su llegada a los mercados globales en los años 70 hemos podido ver cómo pasaron de tener autos simples, a crear identidad y deseo a través de sus diseños, cada vez más atrevidos y especializados.

Buscando abarcar más mercados y opciones, Hyundai se ha enfocado en crear una ambiciosa estrategia de crecimiento que busca ir un paso más allá de su zona de confort. “Sabemos que podemos dar más, es por eso que con estas nuevas acciones y nuestra capacidad de producción que supera los 4,9 millones de unidades anuales, creemos que será posible alcanzar el 5% de market share global”, resume Zayong Koo, vicepresidente de comunicaciones corporativas globales de Hyundai.

Tecnología y lujo a escala humana son los objetivos actuales de la firma, que en su natal Corea del Sur mostró las que serán las puntas de lanza de su estrategia diferenciada, buscando abarcar nichos antes inexplorados para la firma y lograr así los 5,01 millones de unidades comercializadas en 2016.

El Ioniq será el encargado de abrir los fuegos en cuanto a tecnologías limpias. Si bien Hyundai ya había tenido algunas aventuras con vehículos híbridos y otros de celdas de combustible, este es su primer intento con una plataforma completamente nueva y dedicada a las tecnologías alternativas.

La opción híbrida del Ioniq fue la primera en llegar al mercado. Revelado oficialmente en el último Salón de Ginebra, ya cosecha los primeros éxitos para la firma en Corea, gracias a su motor de 1.6 litros y 105 Hp, asistido por un bloque eléctrico de 60 Hp que le da una dinámica poco vista en el segmento.

Hyundai Ioniq-05

“El Ioniq fue creado utilizando materiales ecológicos, y más allá de su buen rendimiento, quiere ser un modelo que pueda competir directamente con el éxito y tradición del Toyota Prius. Con su concepto de diseño Visual Aero, seguro atraerá a las generaciones más jóvenes”, destaca Scott Yoon, del equipo de desarrollo de Ioniq para mercados externos.

De acuerdo con los ejecutivos de la marca, este modelo también será el inicio de nuevos desarrollos ecológicos, a los que en un futuro se sumarán las opciones híbrida enchufable (diciembre) y full eléctrica (junio), además de trasladar esta tecnología a la gama, convirtiendo el nombre Ioniq en una especie de variante limpia transversal. Eso sí, por ahora Ioniq sólo se mantendrá como un modelo con tres variantes.

» Altas aspiraciones

Más allá de la ecología, el enfoque está puesto en buscar nuevos mercados y ampliar los horizontes.

Aquí es donde entra Genesis, la firma premium derivada de Hyundai, y primera del origen, enfocada a un público exigente, que busca el mejor desempeño y estilo combinados en un solo vehículo.

G

El G90 es la joya de esta nueva corona, que podremos comenzar a ver en Chile a finales de este año. Un buque insignia que combina el más alto lujo con terminaciones a mano y los motores más potentes creados por la firma coreana.

Disponible en versiones con motor V6 de 3.8 litros (303 Hp), V6 T-GDI sobrealimentado de 3.3 litros (365 Hp) y un gran V8 de 5.0 litros (418 Hp), el G90 deberá pelear en el complejo segmento donde hoy reinan la Clase S de Mercedes-Benz y la Serie 7 de BMW.

Pero como toda nueva marca, Genesis ya cuenta con un ambicioso plan de producto, con un total de seis nuevos modelos estrenados a 2020.

Justo por debajo del G90 llegará un sedán más pequeño, denominado G80, seguido de un modelo del segmento C llamado G70. Esta trilogía se verá completada por dos SUV de diversos segmentos, aún sin nombre, los que prepararán el arribo de un coupé deportivo, de características desconocidas.