Test: Peugeot 208 GTi 30 Aniversario
17/08/2015 3332 vistas
Un deportivo para exaltar las pasiones que lleva la diversión conductiva al extremo.

Podríamos decir que el Peugeot 208 es un modelo redondo. Tiene un diseño moderno, un nivel tecnológico de vanguardia para el segmento, motores ultraeficientes y un calidad conductiva difícilmente igualada en el segmento de los compactos.

Sobre esa base, Peugeot desarrolló dos años atrás el 208 GTi, la versión deportiva del modelo, que incluía un look diferenciado, algunos elementos mecánicos específicos y, por supuesto, un motor turbo de 200 caballos. El resultado del GTi fue espectacular, ya que la marca logró fabricar un modelo con claro espíritu deportivo, pero con el confort del uso diario. De hecho, durante su lanzamiento en Francia lo manejamos por casi mil kilómetros sin generar cansancio. Pero claro, no era un deportivo de pista.

Aquel auto capaz de rebajar los tiempos y generar una conducción óptima en un circuito, como podría ser un DS3 Racing o un Opel Corsa OPC. Entonces, había espacio de sobra para una nueva evolución, y es así como nace esta edición 30 Aniversario del GTi, que conmemora las tres décadas desde que apareció en el mercado el a esta altura mítico 205 GTi. ¿Y qué aporta de diferente este GTi respecto del otro, además de una diferencia de precio que supera los tres millones de pesos?

Un mundo entero. Primero, el look, que es completamente pistero. Llantas negras de bajo perfil, doble salida de escape, difusor trasero nuevo, alerón superior grande, elementos que visualmente ensanchan los pasos de rueda, máscara negra, parachoques con pequeños elementos aerodinámicos… Y por si fuera poco, una carrocería bitono en negro mate y rojo, que hace que el auto se vea único. Por dentro hay menos, pero no poco. Pedalera y palanca de cambios de aluminio, butacas deportivas con apoyacabezas integrado (que afirman el cuerpo muy bien), costuras de colores en el tapiz, líneas de color rojo por las puertas, cinturones de colores, e incluso alfombras rojas… El trabajo de conversión fue muy efectivo, porque al lado de este 30 Aniversario, el GTi se ve como un auto casi normal.

Ahora, si bien bajo el capó se mantiene el mismo bloque 1.6 Turbo, con una electrónica retocada y más presión en el turbo, logra generar 208 caballos y 300 Nm de par. Eso es ocho caballos y 25 Nm más de torque. No parece mucho, pero gracias esto rebaja su aceleración de 0 a 100 km/h de 6,8 a 6,5 segundos, lo que es una vida dado el aumento de potencia. Pero lo mejor del GTi no va tanto en cómo acelera, sino en cómo dobla. De partida, Peugeot le incorporó el mismo diferencial autoblocante Torsen del RCZ-R, aumentó la trocha en 22 mm, y en las ruedas instaló unos magníficos Michelin Pilot Super Sport (205/40 R18), con lo que mejora la pisada y el agarre en curva.

Si bien la suspensión sigue siendo McPherson, tiene barras estabilizadoras más gruesas y un ajuste de los amortiguadores más firme. Por ciertos momentos, el auto se siente duro, pero cuando va sorteando curvas, hay que ir muy fuerte como para que la carrocería muestre algún grado de inclinación. La dirección también fue mejorada para tener más tacto, modificaron las relaciones de la caja mecánica (marchas más cortas) y los discos de los frenos aumentaron el diámetro para una mejor mordida de las pinzas Brembo.

Con todas estas mejoras, el Peugeot 208 GTi 30 Aniversario es un animal deportivo. Lo probamos en circuito y el resultado es alucinante. Acelera muy bien desde abajo y es capaz de escalar hasta casi las 6.000 vueltas de manera muy lineal. No hay muestras de subviraje, ya que tiene un comportamiento muy neutro. El auto se siente pegado al piso, sin movimientos raros en las contracurvas. Es realmente rápido y entretenido de conducir. Pero en la calle es más duro, aunque sólo sobre pavimentos malos, donde incluso el amortiguador puede llegar a golpear. También es algo nervioso y un poco agresivo en las salidas. Sin embargo, si se hace una comparación entre ambos GTi, el primero es perfecto para cualquier uso, mientras que esta edición es válida sólo para quienes vayan a la pista o disfruten de conducir un auto 100% deportivo.

Recomendados

Pablo Di Si
Por José Ignacio Gutierrez 21/09/2018 17 vistas
Kia Cerato
Por José Ignacio Gutierrez 21/09/2018 16 vistas
yamaha niken
Por José Ignacio Gutierrez 21/09/2018 19 vistas
Chevrolet Trailblazer
Por José Ignacio Gutierrez 21/09/2018 20 vistas
Buses eléctricos
Por José Ignacio Gutierrez 21/09/2018 22 vistas