Porsche revive su leyenda en Le Mans
15/06/2015 1018 vistas
Los alemanes lograron el 1-2 en la mítica prueba y volvieron a lo más alto tras 17 años.

Una victoria que pone a Porsche nuevamente en lo más alto del motorsport mundial. En la 83ª edición de las emblemáticas “24 Horas de Le Mans”, la firma alemana hizo el 1-2, recuperó la victoria tras 17 años y sumó, coincidentemente, su triunfo nº17 en la carrera más importante del mundo.

El triunfo de Porsche puso fin a una supremacía absoluta de Audi en los últimos años, de hecho, los cuatro anillos en el siglo XXI sólo conocían de triunfos, con la excepción de 2003 (victoria de Bentley) y de 2009 (triunfo de Peugeot). En esta ocasión, la victoria se consolidó gracias al enorme trabajo que realizaró en el 919 Hybrid el equipo compuesto por Nico Hülkenberg, Earl Bamber y Nick Tandy, tres novatos en la máxima categoría LMP1. En el segundo lugar se ubicó el team encabezado por el también  ex-piloto de Fórmula 1, Mark Webber, quien fue acompañado por Timo Bernhard y Brendon Hartley.

PLA15_0383_fine

 

El triunfo de Hülkenberg, a 45 años de la primera victoria de Porsche en el circuito de Le Sarthe, le transformó en el primer piloto de la F1 que logra la victoria en la mítica prueba de resistencia desde que en 1991 se impuso Johnny Herbert y Bertrand Gachot. Con este resultado, se confirma la relevancia de la firma de Stuttgart en la competencia, puesto que ninguna otra marca suma tantos triunfos. La última victoria también fue un doblete, en 1998, con Allan McNish (Gran Bretaña), Laurent Aiello (Francia) y Stéphane Ortelli (Mónaco) cruzando en primer lugar con su Porsche GT1.

Nico Hülkenberg, tras la competencia, señaló que “he disfrutado cada instante. Estos autos son muy divertidos de conducir, y más en una pista como ésta. El ritmo ha sido verdaderamente elevado, algo que no esperas en una carrera de resistencia. Especialmente durante la noche, cuando las temperaturas bajan un poco, el coche fue fantástico de conducir. Por supuesto, no pensaba que fuera a ser una carrera sencilla, porque aquí hay retos constantes. Sin embargo, lo hemos conseguido y lo hemos hecho juntos”.

PLA15_0384_fine

 

Matthias Müller, Presidente del Consejo Ejecutivo de Porsche AG dijo que “este doblete en Le Mans 2015 es un resultado tan fabuloso que no podíamos haberlo soñado. Todo el equipo ha hecho un gran trabajo durante los últimos tres o cuatro años y se merecen este éxito”.

Wolfgang Hatz, miembro del Directorio Ejecutivo de Investigación y Desarrollo de Porsche AG, indicó que “un doblete en nuestro segundo año es una recompensa increíble para el coraje de los ingenieros responsables de este concepto del 919 Hybrid, así como para los 230 integrantes de este comprometido equipo”.

Cabe recordar que Porsche regresó el año pasado a la máxima categoría de las carreras de resistencia, empujado por la nueva reglamentación basada en la eficiencia. El auto que se llevó los aplausos fue desarrollado en el Centro de Investigación y Desarrollo de la marca, en Weissach, con un motor turbo de pequeñas dimensiones y dos sistemas de recuperación de energía que, en conjunto, se convierten en un grupo propulsor con alrededor de 1.000 caballos de potencia. Funciona como un laboratorio de competición, que ayudará a lograr la máxima eficiencia en los futuros autos deportivos de calle.

En esta ocasión, el principal rival de Porsche fue Audi, los vigentes campeones que esperaban mantener la hegemonia. Sin embargo, a la mitad de la carrera, el 919 Hybrid tomaba protagonismo y gracias a un enorme trabajo de Hülkenberg, que pasó del quinto puesto al primero. No volverían a soltar la posición de privilegio.

En cuanto a los otros fabricantes, Toyota tuvo una jornada negra mientras para Nissan no fue una competencia para recordar, aunque uno de sus autos logró finalizar la prueba en el último lugar.